No al minimalismo en la decoración

No al minimalismo en la decoración y sí a la vida. Porque la vida está llena de experiencias que nos marcan y dejan su recuerdo en nuestra forma de vivir y por ello nosotros os preguntamos ¿ qué es la decoración, si no es una forma de expresión de nosotros mismos ?

no al minimalismo en la decoración si al a la personalidad

Nanda Tiles

Porcelánicos

El diseño y la confianza puesta al servicio de la vida.

No al minimalismo, sí a la diversidad

Nanda Tiles

EFECTO Acuarela

Nuestra fábrica estrella en colecciones Acuarela

no al minimalismo en la decoración sí a la diversidad

Ser tú mism@ formando parte de un colectivo.

En una sociedad enferma donde el interés político está por encima del interés social, todo lo malo nos puede pasar.

Cuando todo es subjetivo porque depende de lo que sentimos en cada preciso momento y sin embargo, todos tenemos que subirnos al mismo tren del diseño, al mismo tren de la decoración con o sin nuestra alma, al mismo tren de lo que esté de moda aunque esa moda no nos represente, creemos que ha llegado el momento de hacérnoslo mirar.

Y después de reflexionar hemos llegado a la conclusión de que esta enfermedad nace de una idea, la idea de que el individuo que tiene personalidad es aquel que lo cuestiona todo y hace que el mundo cambie con él ya que todo depende de su punto de vista. Y eso nos parece perfecto, pero puede decirnos alguien qué tiene que ver la búsqueda de nuestro único y exclusivo concepto de la vida con el minimalismo. Vamos que si eso no es pervertir el lenguaje que venga el supremo y nos lo explique, porque si a algún sitio nos debería llevar esa idea es a la mayor de las diversidades.

No al minimalismo anglo-sajón, sí al carácter de ser Español

Eurobath

Espejos a medida

Espejos completamente personalizados

no al minimalismo en la decoración sí al carisma

Cambia y todo cambiará contigo

A ver, que nosotros no decimos que la frase no sea bonita pero podían matizarla un poco. Ya puestos, podrían seguir con el mismo argumentario y aclarar que Sí, que ciertamente todo cambia, pero que ese cambio sólo lo sentirás tú, porque no podrás siquiera verlo hasta que no consigas hacerlo real.

Nosotros pensamos que si quieres que ese cambio cuente y que forme parte de tu vida y que de verdad la transforme y la mejore, tienes que dar un paso más e implicarte para conseguir que de verdad forme parte de tu vida y hacerlo participar de ti y de tu realidad.

Para ello hay que tener razones y motivos y aquí es donde viene la segunda perversión

La razón lo es todo que ya lo decía Descartes, así que piensa lo que yo te diga que soy el cherif, el presi o el dictador de turno y sigue las modas, las corrientes y los adoctrinamientos de turno, porque para conseguir ser tu mismo debes de ser como te diga yo.

No al minimalismo, sí a la Alegría de ser Español

no al minimalismo en la decoración sí a la alegría

La alegría tiene muchos riesgos.

Enfada a quien no la tiene, incomoda a quién no la entiende, altera a quienes no la viven, desafía a los que no la aceptan, alerta a los que no la controlan, en definitiva se convierte en un germen de personalidad que hay que neutralizar.

Por eso no entendemos el minimalismo como expresión de ninguna personalidad.

Sí lo entendemos como un estilo de decoración para aquellos que buscan la neutralidad.

Lugares donde todos los que allí se instalen se encuentren no atacados…protegidos, relajados en una paz institucionalizada.

Esos lugares tienen su sentido por ejemplo: los hoteles de los aeropuertos.

Te imaginas un hotel en Granada que no rezume la esencia nazarí, o un hotel de Toledo que no tenga por bandera en su decoración la tradición castellana. Qué sería de La Sagrada Familia si Gaudí no hubiese bebido hasta la embriaguez del pasado gótico de Barcelona.

Ofú y Sevilla, Madrid, Burgos, Valladolid, Mérida, Valencia, Zaragoza, Oviedo, San Sebastián, León, Ibiza, La Palma, Murcia, Ceuta, Santiago, Santander, Palma de Mallorca, Logroño, Pamplona, Melilla, que sería de sus hoteles sin la esencia y presencia de su historia.

No al minimalismo, si a la objetividad que nos define

La Razón no es el fin, es la herramienta

El fin sólo lo encuentras Tú

¡Viva el libre albedrío!

no al minimalismo en la decoracion, sí a la alegría y la expontaneidad

Lo mejor está por venir

Y por qué no disfrutar del presente y dejar de esperar tanto del futuro.

No a la subjetividad como herramienta de manipulación. Consentir el concepto de que todo es subjetivo es consentir la perversión del lenguaje ejercida sobre la más íntima área del individuo que son sus creencias.

Cuando dejamos entrar el concepto de que todo es subjetivo estamos cerrando la puerta a todas esas herramientas que nos permiten encontrar la paz y la calma interna, esas que no nacen del discurso del político de turno sino que nacen del equilibrio entre nuestra razón y nuestro espíritu, negamos la existencia de los principios y los valores.

Claro que existen conceptos objetivos a nosotros mismos aunque cada uno de nosotros seamos libres de ejercerlos o no.

La objetividad es la base de la libertad.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Si estás o no de acuerdo con nuestro enfoque nos parece de lujo!!!!!!!

3 comentarios en “No al minimalismo en la decoración”

    1. Antártida, estamos convencidos de que la mayor seguridad es que nos has leído. Eso quiere decir que tú lo tienes claro que es lo importante.
      Muchísimas gracias por seguirnos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de compra
Scroll al inicio